NOVEDADES RECOMENDADOS ENTREVISTAS ESCRITOS LIBRERIA CONTACTO
ESCRITOS
El consumo de alcohol en la adolescencia
20121010

Adolescencia: tiempo de búsqueda de identidad, donde se pierde ese cuerpo de niño/a y los atormenta una catarata de sensaciones, el acceso a la sexualidad, al encuentro con el otro sexo, situaciones que lo angustia y además se les impone el mandato social y el empuje a la libertad sexual. Ante este estado de situación el adolescente se encuentra vulnerable, casi niño, angustiado y todavía sin las herramientas necesarias para hacer frente a estos requerimientos,  por lo que el alcohol se presenta como una máscara, como armadura para poder presentarse sin desvanecerse (aparentemente), sin que se note su timidez y sus lágrimas. Además, el alcohol,  funciona como unión y lazo social entre sus pares, en las previas con la ingesta de alcohol en grupo, se arman, se potencian, se sienten indestructibles aunque el resultado sea que no pueden acercarse y relacionarse con el otro sexo o lo hacen en forma deficitaria por los efectos del alcohol. Las sustancias incorporadas por ej. el alcohol introducen cambios en la percepción de la realidad y ante una realidad tan cambiante, desordenada y descontrolada característica de este período de la vida (la adolescencia) el alcohol les aporta el aturdimiento necesario para evitar el dolor y el displacer. Las mismas hormonas que los desvela sexualmente,  les aporta también fuertes estímulos. La explosión fisiológica obnubila los reflejos autodefensivos, minimiza los riesgos y no les permite actuar con prudencia, de aquí que la adolescencia sea un período tan proclive a los excesos y los accidentes. Se convierten en protagonistas de accidentes (por ej. Automovilísticos) donde queda estrellada su indestructibilidad a cientos de km de velocidad.

Estos estímulos los hace dejarse llevar por una especie de omnipotencia que los aleja de la enfermedad y la muerte. En otros tiempos, años atrás, la previa consistía “hacer rostro” en la puerta del boliche lo que funcionaba como una preparación para la seducción, aunque después bailaran las chicas con las chicas sin acercarse unos a otros o transar con varios para después huir, lo que dejaba de manifiesto la dificultad del encuentro en esta etapa. Ahora las previas son el consumo excesivo de alcohol, y terminan tirados, vomitando, dificultando el encuentro con el otro sexo que siempre es angustiante pero poniendo en riesgo sus vidas. ¿Por que el alcohol como protagonista? Porque su consumo es socialmente aceptado, por el bombardeo mediático (avisos publicitarios) que presenta la ingesta del lado de la felicidad, la belleza y el éxito. Tiempo difícil la adolescencia sobre todo en un tiempo de autoridad caída, del vale todo. Tiempo difícil para los padres de adolescentes donde todo es rápido, vertiginoso y ellos, los adolescentes,  piden a gritos tiempo, palabras y acompañamiento pero también límites a esta omnipotencia,  que les permita incorporar la nueva realidad.
Ayer niños y hoy empujados prematuramente a la sexualidad y al éxito, donde un posible fracaso los enfrentaría con la posibilidad de la pérdida de amor de sus referentes (padres) quienes funcionaron como garantes y protectores. El pasaje a la vida adulta implica tomar riesgos, definir sus intereses e independizarse y esto lleva tiempo y un proceso en el que es necesario “acompañar y ayudar a transitar”.  Un espacio analítico brinda al adolescente la posibilidad de comenzar a desprenderse del amparo de los padres para poder responsabilizarse por sus decisiones  e intereses, lo que les permitirá atreverse a correr los riesgos que implican las propias elecciones.


ULTIMAS NOVEDADES
Libreria

Cara a cara ( La dimensión humana del analista )



"El psicoanálisis no es una religión. Es un viaje que tiene como punto de partida la angustia y como destino final la verdad. Un sendero que r...

Ver Más