NOVEDADES RECOMENDADOS ENTREVISTAS ESCRITOS LIBRERIA CONTACTO
ESCRITOS
Familias diversas
20110930

Familias nucleares, familias extensas, familias ensambladas, familias monoparentales, familias homoparentales, familias de sangre, familias de elección, familias paralelas... y la lista podría continuar.


Familia en una de las acepciones de la palabra, implica un grupo de personas emparentadas entre sí, que tienen vínculos sanguíneos, antecesores en común, descendientes, o colaterales afines de un linaje. También se puede entender la familia como un grupo de personas que viven juntas y se eligen, aunque no haya parentesco entre ellas. Familia también se puede entender como la adjudicación de unos hijos a unos padres o unos padres a unos hijos. "Estos hijos son de estos padres"


Diverso implica diferente entre si, desemejante, de naturaleza desigual. Tiene que ver con la variabilidad, con las formas que puede adquirir una cosa. Las familias tienen distintas maneras de constituirse, de reunirse y de separarse.


Los hombres y las mujeres desde la prehistoria son seres gregarios, se agrupan, para protegerse, nutrirse, reproducirse, brindarse afecto. La cultura donde se forma una familia, determina las relaciones entre los miembros, los ritos de inicio, de búsqueda de pareja, de crianza de los hijos, de terminación de cada grupo, por muerte o separación.


En Grecia antigua, por ejemplo, dentro de las clases más altas, el matrimonio era una formalidad, la mujer permanecía en la casa casi en un estado de reclusión, cuidando de los hijos, y haciéndose cargo del hogar. Los hombres tenían una vida pública, iban a las plazas a ejercer la política, y les estaba permitida la infidelidad, ya sea con heteras o con jóvenes en vínculos homosexuales, generalmente sus discípulos en filosofía o en artes. La disociación entre mujer prostituta para el placer, y madre en el hogar, que iba a caracterizar a la época victoriana, ya se encontraba en germen en la familia aristocrática de Atenas.


En el mundo musulmán también se permite la poligamia del hombre, no de la mujer, pero con la formación de vínculos estables, un hombre puede tener tantas esposas como las que pueda mantener, y debe mantener los hijos de todas. Son familias con un padre, varias madres y varios hijos, todos conviviendo bajo un mismo techo, sería muy interesante conocer los avatares de familias tan distintas a las que estamos acostumbrados...


El cristianismo a su vez, planteó una familia monogámica, heterosexual, con vínculos de por vida, desde el momento del casamiento hasta la muerte, sin posibilidad de relaciones sexuales prematrimoniales ni extramatrimoniales.


La constitución de la familia, tiene que ver con una cultura determinada, con valores trasmitidos por generaciones dentro de la familia de cada uno, y con una elección personal.


"La familia es la base de la sociedad..."


Familias determinadas forman sociedades determinadas, y sociedades determinadas, ofrecen sus modelos de estructuras familiares, como lo ideal, implicándose mutuamente.


En nuestra sociedad occidental y cristiana, (o accidental y cretina, depende la óptica de cada uno), el modelo familiar hegemónico se constituyo en padre, madre e hijos de ambos, este modelo de familia nuclear, era lo único posible, aceptado, legal, válido, que se podía llegar a construir como proyecto.


No había que pensar demasiado, simplemente se constituía en lo "mejor" para cualquier adulto. Era, en la mayoría de los casos, el proyecto por excelencia para las mujeres, muchas veces el único que importaba, dado que no tenían la posibilidad de estudiar ni trabajar fuera del hogar, ni de insertarse socialmente estando solas. También funcionaba como oportunidad de ascenso social ("casarse bien") era garantizar la salida de la pobreza, o el aumento de las riquezas. Casarse era un negocio... el amor no importaba. Casarse era un seguro... o lo más seguro. Una vez casados, venían todos los hijos que sean, donde el único método anticonceptivo era la abstinencia, "método antiguo, poco agradable, para evitar la procreación" al decir de Les Luthiers.


También se podía disfrutar del método de Ogino Knauss, con días que si y días que no, que marcaba los almanaques secretos de las parejas, días tachados por menstruación u ovulación, y días viva la vida...


Pero la ciencia hizo lo suyo... con la mejora de los métodos anticonceptivos la familia nuclear se modificó dialécticamente, desde su interior. La pareja y, en particular la mujer podían elegir, activamente, el número de hijos y los momentos adecuados para cada nacimiento. Salud reproductiva y procreación responsable ofrecen como ideal, tener todos los hijos que se quiera y ninguno de los que no se quiera, además de no enfermarse por mantener relaciones sexuales.

Eva no quiere ser para Adán
La paridora pagada con pan
Eva prefiere también parir
Pero después escoger donde ir
Silvio Rodríguez


Al tener la posibilidad de controlar la natalidad, la mujer puede elegir otros proyectos, y se posiciona de un forma nueva dentro de la realidad familiar, puede trabajar, estudiar, sostener económicamente el hogar.


La familia nuclear, como única posibilidad, casi como un destino, como algo legislado desde afuera, desde los propios padres o la sociedad en su conjunto, no daba lugar a la espontaneidad, a la modificación de los afectos o al fin del amor. Esta situación tan rígida, a veces, generaba una doble moral, una familia-fachada, para afuera, y una familia real hacia adentro, donde muchas veces la pareja ya no existía, pero se sostenía en silencio y soledad.


..."Hombre amoral
De gran moral
Quiere exigir que sean perfectos.
El, en su hogar es ejemplar,
Es su virtud ser un hombre honesto
Cuando sale de su casa
Se termina la función
Hace todo lo contrario
Que a sus hijos demostró"...
Vivencia


Esto propiciaba la disociación entre lo erótico y lo tierno, entre una mujer "afuera de casa", que permita y encienda el deseo, y otra mujer "dentro de casa" que sea la compañera y la que educa bien a los hijos. Algo de la antigua Atenas sigue funcionando en el siglo XXI. Esta disociación, entre aspectos de uno mismo, una parte de una persona crece y se expresa afuera, otra parte de la misma persona, florece y hace fruto dentro del hogar... no es sin consecuencias para el funcionamiento psíquico. Hay dolor, hay síntomas...


Las muchas familias que vivían estas situaciones no pudieron soportar o sostener esas formas de vivir y se fueron instaurando separaciones primero y divorcio después.


La cultura de blanquear, de no sostener situaciones inauténticas, de aceptar que algo no funciona mas, y que uno mismo se merece estar bien con otro, aunque haya que cambiar a ese otro, hizo de disminuya la culpa al momento de separarse-divorciarse. Surgen así las familias monoparentales, (antes solo existían con la viudez) o sea formadas por uno solo de los padres con sus hijos. Mujeres y hombres deciden continuar un buen vínculo con sus hijos pero no por eso, pagar el precio de parejas indeseadas.


La familia monoparental, puede estar del vamos están formadas por madres solas, con padres huidizos, paralizados por sus miedos y sin querer responsabilizarse de sus frutos, de aquello que los va a continuar.


Genitores, fecundadores, sementales, hombres que no quieren estar esas noches que los chicos tienen fiebre, padres "yo no fui". Y también hay madres "yo no fui". Padres o madres que no pueden, no saben, no se animan, no se acuerdan... y delegan sus responsabilidades en otro...


Pero la familia monoparental también aparece como una elección desde el comienzo, mujeres que quieren un hijo pero no un hombre al lado.

"Eva no quiere vestir de tul
Eva no cree en un príncipe azul
Eva no intenta falso papel
El fruto es suyo
Con padre o sin él
Eva se enfrenta al "que dirán"
Firme al timón, como buen capitán
Y encoge hombros a Adán."
Silvio Rodríguez


Pero los y las divorciadas volvieron a enamorarse, el amor insiste... vuelve, no respecta lugar y tiempo... y otra vez quisieron de nuevo vivir junto a alguien, otra ver creer y crecer junto a otro, Así hicieron su aparición las familias ensambladas, hace varias décadas, familias con hijos de él o de ella, otras veces de ambos, que buscan nuevos equilibrios y oportunidades. Nuevas parejas, luego de un divorcio, generan nuevos desafíos a la subjetividad. Empezar de nuevo, elegirse, no cometer los mismos errores, no mezclar las cosas... ser uno mismo en una nueva familia...


Pero la diversidad también tiene que ver con elegir alguien muy parecido a uno mismo.

"Mujeres en cuerpos de caballeros
Caballeros en cuerpos de mujeres
Ambiguos militantes del deseo
Que son simplemente diferentes...

...y aman así, amar porque si
De la forma que sea, de cualquier manera,
Amar para sobrevivir..."
Pablo Fernandez


La homosexualidad se consideró una perversión desde la psiquiatría, que funcionaba como modelo médico hegemónico, esto tenía un correlato legal, que no permitía los matrimonios de personas del mismo sexo, menos aún la crianza de niños o la adopción. Fue necesario quitar el rótulo de enfermedad o desviación de la norma para poder pensar lo diferente, las muy distintas formas que siente o se siente un sujeto en las sucesivas construcciones y deconstrucciones de las cuales es su propio objeto.


Las familias homoparentales están formadas por parejas gays o lesbianas que, por ejemplo, formaron una familia heterosexual, tuvieron hijos y luego, modificaron profundamente su subjetividad, se encontraron amando a alguien de su mismo sexo, algo totalmente impensado tiempo atrás.


Estas personas pasan generalmente por dilemas éticos, lo que siempre fue valido ya no lo es. Su personalidad sufrió una de las mutaciones más importantes de su vida. Aman a sus hijos como siempre y necesitan sincerarse, decir lo que les pasa y como quieren construir el resto de sus vidas.


En otras ocasiones la elección homosexual fue temprana y nunca hubo parejas heterosexuales. En estas parejas surge el deseo de hijo, que puede ser por adopción, aunque en nuestro país no está contemplado. Los avances de la medicina vuelven a patear el tablero y a ofrecer a parejas homosexuales la posibilidad de tener hijos propios.


Mujeres lesbianas pueden recurrir a donantes de semen, anónimos o no, ser asistidas en la fertilización y ser madres, aunque en lo biológico una sola lo es. En cuanto a los gays, para ser padres con las nuevas técnicas necesitan no solo la ovodonación sino un vientre que sostenga el embarazo. Estas nuevas posibilidades generan nuevos dificultades, como ser madre genética, madre de la panza, madre adoptiva, etc. Quién es quién en los nuevos mapas familiares...


Estos temas generan nuevos debates bioéticos, legales y de la sociedad en su conjunto, dado que las nuevas formas de familia, que ya existen, no tienen nominaciones para sus miembros. Las personas, las familias y las sociedades cambian mas rápido que las leyes que las regulan, y el Código Civil, que escribió Vélez Sarsfield, no está a la altura de las circunstancias. Desconocemos, y es un buen ejercicio para la imaginación, pensar qué habría escrito Aristóteles, si los gays de aquellos tiempos no hubiesen necesitado mujeres recluidas en las lujosas casas atenienses, para ser padres... Seguramente, nos habría llegado una ética de la virtud, diferente.


Pero las familias no tienen que ver sólo con lo genético, lo generacional, con los padres biológicos, siempre hay una elección, una adopción de los vínculos. Por ejemplo los niños de la calle, niños pequeños, con biografías terribles, inenarrables, optan por la calle pues les parece algo más acogedor, menos violento, que su familia biológica. Forman y conforman familias en el aquí y ahora, con los que están, los hermanos se eligen cuando "demuestran" serlo, desde la experiencia, no cualquiera es hermano.


Esta clase de familia, sin correlato legal, genera una hermandad, como algo elegido entre los pares.


Niños que cuidan niños, niños que enseñan, que transmiten, que protegen, niños cuidadores que calzan 33, niños cuidados que calzan 27.


Responsables sin reconocimiento social, pero que le cierran la campera al más chiquito cuando se levanta el viento en la avenida.


Chicos solos de grandes, hermanos adoptados de hecho, cada uno sabe quien es su hermano, cuando de padres... ni hablemos. Son familia de hecho, familias narradas, familia del discurso, como todas las anteriores.


El respeto al derecho ajeno es la paz...


Conocer las diversas formas de constitución familiar, nos exige, nos empuja fronteras ideológicas, cuestiona prejuicios. Pensar lo propio como una virtud, calma, tranquiliza pero nos puede adormecer en una indigencia ética.


La diversidad, implica aceptar que lo diferente pueda ser tan valioso como lo semejante.


Los modelos únicos sólo permiten la exclusión de lo diferente. Y la exclusión lleva a la expulsión que es el fundamento de cualquier discriminación. En el prejuicio el "no" es acrítico y es punto de partida y de llegada, no tiene movimiento. Permitirse pensar, poner en duda lo que ayer era seguro, permitirse cambiar actitudes y seguir siendo uno mismo, es un esfuerzo que no cualquiera se atreve a vivir. Un "no" inicial se puede transformar en un "sí" o en un nuevo "no" fundamentado, que nunca es el mismo "no" del comienzo.


Lo nuevo en las familias, desde métodos contraceptivos, fertilización asistida, o maternidad en parejas lesbianas cuestiona la ética de cada uno, aquello que entendía en su fuero interno si estaba bien o mal, si era correcto o incorrecto. Las respuestas son privadas, o privadísimas, de cada sujeto, son construcciones por hacer. Son puntos de llegada, al menos por hoy. Respetar los derechos de los semejantes y desemejantes posiciona a cada uno en el lugar de la tolerancia.


La familia nuclear funciono como la modalidad dominante de agruparse, las demás formas de familia eran proscriptas, y se vivían en ocultamiento En realidad estas distintas familias existieron siempre, más o menos escondidas o disfrazadas, más o menos permitidas o blanqueadas lo que se modificó es nuestra posibilidad de pensarlas



Bibliografía

- Diccionario de la Real Academia Española
- Droeven Juana (comp). "Sangre o elección, construcción
fraterna". Ed. Libros del zorzal 2002.
- Czernikowski, Esther, compiladores. "Entre hermanos. Sentido y efectos del vínculo fraterno". Lugar Editorial.
- Gomel Silvia "Transmisión generacional, familia y subjetividad". Lugar Editorial.
- Jonson Suzanne, O`Connor Elizabeth: "Madres lesbianas" Ed. Lumen Bs. As. 2005
- Aristóteles "Ética". Ed. Libertador. Bs. As. 2003
- Freud. Obras completas. Ed. Amorrortu.
- Carodet Anne: "Padres como los demás, homosexualidad y parentesco."
- Ed. Gedisa. Impreso en España 2003.
- Szwarstein Jaime: "Del devenir diverso de una familia en terapia" Jornadas 25-08-2001
- Margules Paula. "Brújula al sur" Ed. Emecé editores. Bs.As. 2000
- Rodríguez Silvio: "Eva" CD "Oh melancolía"
- Vivencia: "Hombre amoral"
- Fernandez Pablo: "Militantes del deseo"


ULTIMAS NOVEDADES
Libreria

Cara a cara ( La dimensión humana del analista )



"El psicoanálisis no es una religión. Es un viaje que tiene como punto de partida la angustia y como destino final la verdad. Un sendero que r...

Ver Más